domingo, 19 de agosto de 2012

Convenciones gráficas del diálogo en la narración

El diálogo en la narración tiene distintas funciones que ya veremos en otro apartado.
Ahora, brevemente, quiero mostrar cómo se inserta un diálogo en la narración en cuanto al uso de la raya, es decir, en los discursos directos.

Aquí un ejemplo de H. James, en “Una figura en el tapiz”:

Finalmente, con la mano sobre la puerta, me dijo:
-Por supuesto, estarás muy bien, ya sabes.- Y viendo que yo me mostraba un poco vago, agregó: -Quiero decir que no serás tonto.

-¡Tonto... acerca de Vereker! ¿Acaso alguna vez no lo encontré sumamente inteligente?
En la réplica marcada con rojo, la raya de diálogo aparece al principio y al final porque la voz del personaje está acotada por la voz del narrador: "y viendo que yo me mostraba un poco vago (...)"

En cambio, en la réplica marcada en azul, la raya de diálogo abre pero no cierra, porque dicha réplica no está acotada sino introducida por el narrador.